Noticia

13 diciembre 2017

Asamblea le apunta a objetivos para reducir la pobreza, desigualdades y el cambio climático

Desde un sofá, desde la casa, desde el trabajo y, por su puesto, desde los Parlamentos, todos estamos llamados a construir un mundo mejor. A esa conclusión llegaron 193 países. Para lograrlo consensuaron en 2015 una agenda con diecisiete objetivos para cumplirse en los próximos 15 años. La Asamblea apresura el paso para ello.

En primera instancia, a través de un Taller analizó, con varios expertos, los elementos que son necesarios para la construcción de leyes y fiscalización, que se enfoquen en la consecución de los objetivos tendientes, principalmente, a reducir la pobreza, los niveles de desigualdad y a combatir el cambio climático. Incluyen los ámbitos económicos, sociales, institucionales y ambientales.

Los Parlamentos deben aprobar leyes que generen impactos en esos Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS)”, según Fernando Pachano, de la Acnur, expositor del Evento, organizado por la Escuela Legislativa. Pero no solo eso. Cree que su deber es, además, difundir los ODS, incluirlos en su agenda, desarrollarlos con la participación y retroalimentación de sus mandantes, vigilar la construcción del Presupuesto del Estado y fiscalizar.

La fiscalización es otro elemento clave para cumplir las metas propuestas por los países, pues permite dar seguimiento a las políticas públicas que se implementen por parte de los gobiernos. En Ecuador, quien se encarga de incluir los ODS en la planificación nacional es la Secretaría de Planificación y Desarrollo (Senplades). Su representante, Rigoberto Carvallo, acotó que nuestro país se ha convertido en referente mundial de este tema.

Acotó que esa planificación les ha permitido establecer 41 indicadores. Mediante ellos se ha podido definir que Ecuador ha logrado cumplir la mayoría de los objetivos mundiales, como la eliminación de las brechas de pobreza, incremento de empleo, universalización de la educación media, promover la igualdad de género, reducción de la mortalidad infantil, entre otros avances.

Para Carvallo, sin embargo, hace falta que los mismos lleguen con mayor fuerza al territorio. Por ello, hizo un llamado a los gobiernos autónomos descentralizados para que también tomen en cuenta a los ODS en sus planificaciones.

Su compañero Marcelo Paredes resaltó la importancia de estos gobiernos para cumplir el objetivo seis, relacionado con la dotación de agua limpia y saneamiento. Dijo que la falta de estos servicios provoca otros problemas sociales y de salud.

En cambio, Pamela Rocha, del Ministerio de Relaciones Exteriores, explicó el proceso de participación de Ecuador en la negociación de la Agenda 2030, que inició su creación en 2013 y se suscribió en 2015. Manifestó que, a diferencia de los Objetivos del Milenio, esta planificación se construyó con mucha participación e incluye a otros sectores.

La posición de nuestro país se enfocó en cuatro ejes sobre la erradicación de la pobreza, un sistema de economía social y solidaria, desarrollo sostenible y nueva gobernanza institucional.

ASAMBLEA NACIONAL DEL ECUADOR

Leave a Reply