Noticia

24 marzo 2017

TRABAJO INTERINSTITUCIONAL FORMALIZA EL TRABAJO DE LAS PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD DE LA ZONA 6

En un simbólico acto, este 22 de marzo, las personas privadas de libertad (PPL) de los centros penitenciarios de la Zona 6 (Azuay, Cañar, Morona Santiago) abrieron cuentas bancarias de ahorros. Esta iniciativa interinstitucional formaliza el trabajo penitenciario, eje fundamental para la efectiva rehabilitación y posterior reinserción laboral de las PPL.

Los primeros beneficiarios son los internos de los centros de Rehabilitación Social (CRS) de los cantones Cañar y Azogues, quienes recibieron sus cartillas de ahorros de manos de Lourdes Rodríguez, subgerente General de Servicios corporativos de BanEcuador. A través de estas cuentas bancarias recibirán su remuneración, conforme la ley, por el trabajo que realizan como ayudantes de cocina para la Lafattoría S.A., empresa responsable de la provisión de alimentos al interior de los CRS.

Fabián Rosas, subsecretario de Rehabilitación Social del Ministerio de Justicia, en representación de Ledy Zúñiga, titular de esta Cartera de Estado, destacó la importancia, para el sistema de rehabilitación social, de contar con el apoyo y la confianza de la banca pública, fundaciones sin fines de lucro y de la empresa privada, entidades que junto al Estado posibilitan el trabajo penitenciario.

“Es muy importante para nosotros este momento porque las personas privadas de libertad han venido trabajando ya en los centros penitenciarios, pero a partir de ahora lo harán formalmente, accediendo a un contrato formal de trabajo con todos los beneficios de ley, como una motivación de rehabilitación y reinserción”, afirmó Rosas.

La aplicación del Modelo de Gestión Penitenciaria que realiza el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Justicia en los centros de rehabilitación social del país, desde la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (COIP), garantiza a las PPL el derecho al trabajo que “…constituye elemento fundamental del tratamiento. No tendrá carácter aflictivo ni se aplicará como medida de corrección”, según lo determina el art. 702; además, en su art. 703, promueve la remuneración justa por el trabajo que realice.

Para ello, con Acuerdo Interministerial No. MDT-2015-0004, suscrito el 22 de mayo de 2015, el antiguo Banco del Fomento, actual BanEcuador, y el Ministerio de Justicia, establecieron los mecanismos de apertura de cuentas de ahorros para personas privadas de libertad, en las que se acredite la remuneración mensual y se garantice la distribución económica de los salarios, según el Art. 703 del COIP.

La normativa penal establece que toda actividad laboral de una persona privada de libertad será remunerada conforme con la ley, salvo que se relacionen con tareas propias de aseo y conservación del espacio físico personal. La retribución del privado de libertad se deduce por los aportes correspondientes a la seguridad social y se distribuye de la siguiente manera: 10% para indemnizar los daños y perjuicios causados por la infracción conforme disponga la sentencia; 35% para la prestación de alimentos; 25% para adquirir objetos de consumo y uso personal; y, 30% para formar un fondo propio que se entregará una vez culmine el cumplimiento de la sentencia impuesta.

De su parte, Lourdes Rodríguez, de BanEcuador, informó que desde la suscripción del convenio, más de 150 PPL abrieron cuentas bancarias lo que ha viabilizando la contratación laboral y la administración de la remuneración; además, destacó el esfuerzo que realizan las PPL para reinsertarse a la vida productiva.

Sergio N., es uno de los beneficiados, él cumple su fase de privación de libertad en el Centro de Rehabilitación Social de Cañar y trabaja para la empresa que brinda los alimentos. “Agradezco la oportunidad que el Gobierno y el Ministerio de Justicia, me han dado para trabajar a pesar de estar privado de libertad, pues esto me permite ayudar con recursos económicos a mi familia, quienes son el pilar fundamental en mi proceso de rehabilitación social”, mencionó.

Al evento que se realizó en las instalaciones de la Gobernación del Azuay, y que contó con la presencia de María Augusta Muñoz, gobernadora de la provincia; autoridades ministeriales y de BanEcuador, asistieron, también, familiares de las PPL que se incorporan a las actividades productivas del país, a través de la apertura de las cuentas en las que recibirán el pago por su trabajo.

 

COMUNICACIÓN SOCIAL
MINISTERIO DE JUSTICIA, DERECHOS HUMANOS Y CULTOS. ZONA 6

Leave a Reply