Noticia

20 junio 2017

Productores de Paguancay cuentan con terneros genéticamente mejorados

El pasado 19 de junio nació el ternero número 25, producto de la inseminación artificial realizada en la comunidad de Paguancay, de la parroquia Amaluza, cantón Sevilla de Oro, provincia del Azuay.

 

Gracias a un convenio firmado entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de Amaluza, se han efectuado en el sector, un total de 100 inseminaciones artificiales con pajuelas de alta genética de las razas Holstein, Jersey y Brown Swiss. De ese total ya se cuenta con 25 crías nacidas.

 

 

Las inseminaciones artificiales en bovinos las realizaron los técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Proyecto de Ganadería Sostenible.

 

 

Cecilia Cibri, de la Asociación de Productores Jesús del Gran Poder de Paguancay, indicó que su realidad como ganadera ha cambiado notablemente gracias a la intervención del Ministerio.

 

“Hemos recibido capacitaciones para manejo de ganado, buenas prácticas de ordeño; además hemos mejorado nuestro ganado con la inseminación artificial, que no nos ha costado”, afirmó la ganadera, quien ya tiene cinco crías nacidas fruto de la inseminación.

 

Añadió que la comercialización de la leche también ha mejorado, tanto en lo que producen como en el precio. “Ahora nos pagan 47 centavos gracias al centro de acopio que implementó el MAG con nuestra institución”, señaló.

 

Los 36 socios de la Asociación Jesús del Gran Poder de Paguancay se benefician desde hace más de un año con la implementación de un centro de acopio de leche comunitario, construido por el Ministerio.

 

Así, la asociación cuenta con un tanque de enfriamiento de 2.100 litros y equipos de laboratorio para analizar la capacidad de la leche, lo que permite a los socios entregar leche dos veces al día y almacenarlo de manera adecuada para comercialización directamente con la empresa láctea, situación que les asegura un mejor precio por litro de leche.

 

Además, los productores reciben capacitación y asistencia técnica permanente para el manejo el hato ganadero, la nutrición, sanidad animal, reproducción; reciben vitaminización y desparasitación, a través de la Unidad Móvil Veterinaria, asistencia en partos anormales, entre otros.

 

Emma Mora Andrade, directora Provincial Agropecuaria, dijo que el convenio firmado con el Gobierno Parroquial de Amaluza permitió tener un núcleo de inseminación artificial en la comunidad para efectuar las 100 inseminaciones con pajuelas de alta genética, beneficiando a 100 familias de pequeños productores para el mejoramiento del ganado.

 

Agregó que cuando concluya este convenio se tiene previsto realizar un nuevo proyecto productivo con el Gobierno Parroquial para continuar con el mejoramiento del potencial ganadero de la zona.

 

Crías nacidas producto de la inseminación artificial.

 

 

#MejoraTuHato

 

COMUNICACIÓN- DIRECCIÓN PROVINCIAL DEL AZUAY

MINISTERIO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, ACUACULTURA Y PESCA

 

Leave a Reply