Noticia

17 enero 2018

Jalkh asegura que hay avances en el sistema judicial y la tasa de congestión cayó de 4 a 1.6 puntos

La celeridad procesal, productividad, modelo de gestión, tasa de resolución, tiempos han mejorado en el sistema judicial. Esto ha permitido al Estado ahorro de recursos y mejores beneficios para los usuarios, según Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura. Los anuncios los realizó ante el Pleno de la Asamblea, como parte de su rendición de cuentas de 2017.

Indicó que en 2012 había una tasa de congestión de cuatro puntos, es decir, por cada proceso judicial los funcionarios tenían al menos cuatro juicios más por despachar, mientras que ahora se ubica en el 1.6, siendo el ideal 1.5. En cuanto a las tasas de resolución se ha llegado a 1.14 puntos. Se prevé estabilizar ese promedio a un punto, en 2018.

En cuanto a productividad, según él, la balanza es positiva: se han presentado 630 mil demandas y denuncias y se despacharon 718 mil. En cobertura se evidencia una descompensación. Ecuador cuenta con 12 jueces por cada 100 mil habitantes, los suficientes defensores públicos y cinco fiscales por cada 100 mil habitantes. En este último caso “se requiere un aumento de al menos a una tasa de ocho”. “En este año se llenarán 132 puestos”, anunció.

Habló de una mayor agilidad procesal en los delitos flagrantes. Antes, ocho jueces podían despachar hasta 15 procesos, en un promedio de 191 días, hoy los mismos ocho jueces resuelven 47 delitos mensuales, en un promedio de 17 días, gracias a la incorporación del procedimiento directo, en el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Jalkh también manifestó que el porcentaje de las audiencias fallidas bajó del 30 % al 4 %. En cuanto a materia penal, “se mantiene una tasa de resolución elevada con 93 %”. Las sentencias en casos de homicidios y asesinatos llegaron al 98 %, mientras que los femicidios tienen un seguimiento procesal estricto. De los 180 casos judicializados, 111 cuentan con sentencias.

Aseguró que la tasa de privación de libertad está por debajo del promedio latinoamericano y la mayoría de esa población está con sentencia. Habló de otros avances para la eficiencia procesal, como el uso de la tecnología y la aplicación del Código Orgánico General de Procesos, en materias no penales, que permitieron librarnos del sistema escrito y engorroso. Eso posibilitó que el juicio ordinario sea cinco veces más rápido. Antes duraba hasta cuatro años y hoy seis meses.

También hay avances en cuanto a infraestructura, modernización de los servicios, designación por consenso de 139 jueces de paz, mejora en el sistema de archivo, evaluación del desempeño de jueces (a más de 1800), fortalecimiento de la independencia, confianza en la justicia, entre otros.

Los logros, de acuerdo con el presidente del Consejo de la Judicatura, le han permitido un ahorro al Estado estimado de 425,6 millones de dólares.

El funcionario planteó, como reto, reformas al COIP sobre la rebaja de penas en procedimiento abreviado y conciliación en el procedimiento directo, así como al Código de la Niñez y a la Ley de Servicio Público y Código Orgánico de la Función Judicial.

 

ASAMBLEA NACIONAL DEL ECUADOR

Leave a Reply