Noticia

16 mayo 2018

Educación sin violencia y la prohibición del castigo físico, temas de debate en seminario internacional

El Salón de Expresidentes, en la sede legislativa fue el sitio de encuentro de autoridades y panelistas que participan en el Seminario internacional “Legislar para proteger a la niñez y adolescencia”, organizado por la Asamblea Nacional, a través del Grupo Parlamentario por la Garantía de los Derechos de Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes y auspiciado por Unicef y los ministerios de Justicia y de Inclusión Social.

En este encuentro se debaten propuestas legales y experiencias de buenas prácticas sobre el desarrollo de política, leyes y servicios que garanticen los derechos y la protección de niños y adolescentes.

Allí se discuten propuestas sobre educación sin violencia y la prohibición del castigo físico en todos los ámbitos de convivencia y cuidado de niños, niñas y adolescentes, así como la necesidad de fortalecer el Sistema Nacional Especializado de Protección de Derechos de este sector de la población.

Otro de los temas de análisis tiene que ver con el Derecho a la Convivencia Familiar de Niñas, Niños y Adolescentes, incluyendo adopciones en consonancia con las directrices y lineamientos del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Para el Legislador Franklin Samaniego, coordinador del Grupo Parlamentario, este seminario servirá para hacer una reingeniería en el proceso de creación de leyes, integrando al diálogo a la niñez, la adolescencia y a otras funciones del Estado. Es fundamental transversalizar los intereses de la niñez en las normativas que se vayan a aprobar, sostuvo.

La ministra de Inclusión Económica y Social, Berenice Cordero, destacó que el propósito de este encuentro es lograr que los entes y personas que trabajan por los derechos de los niños legislen y actúen adecuadamente para protegerlos.

Sostuvo que en el país existen cerca de 140 leyes vinculadas con lo social y la protección a este amplio sector social. Consideró que en estas reformas se debe tener cuidado porque si se cambia o reforma un principio puede afectar o perjudicar a otra persona. Es imprescindible darles un valor agregado a todas las reformas para no retroceder en esquemas de protección a la infancia y juventud, recalcó.

La Secretaria de Estado expresó que el respeto a los derechos humanos y particularmente de los niños es el eje transversal de nuestra democracia y vital para el funcionamiento del Estado.

Manifestó que los jueces que trabajan en casos de violencia o de abuso a la niñez y adolescencia tienen una tarea muy difícil y delicada, porque deben ser sensibles para no afectar los derechos humanos de este sector social y, por tanto, brindar las garantías para protegerlos de manera integral.

Planteó la necesidad de judicializar a los jueces cuando no actúen bien y a todos los actores que tengan responsabilidad en la aplicación de políticas o reglamentos que alteren la seguridad y protección de la niñez.

 

DCS ASAMBLEA NACIONAL DEL ECUADOR

Leave a Reply